¿Conoces cuál es el origen del comercio?

 

El comercio es un concepto amplio que puede ser abordado desde distintas perspectivas; su origen se remonta al inicio de la sociedad como tal, donde el hombre para sobrevivir se dedicaba a la caza, pesca, agricultura, búsqueda de refugio y formación de un núcleo familiar, situaciones que le obligaron a lo largo del tiempo, a organizarse de mejor manera. Esto generó necesidades insatisfechas y la posibilidad de intercambiar sus productos de características similares o bienes con otras familias.

Esta situación derivó en las primeras formas de comercio para posteriormente intercambiar productos bienes o servicios por un valor monetario. En dependencia de la cultura, las primeras formas de pago eran a través granos de sal.

El comercio tiene orígenes remotos, dando sus primeras manifestaciones formales en el siglo XIX donde se incrementó su influencia en la actividad económica debido a la industrialización en países europeos rompiendo así con esquemas tradicionales como la agricultura y ganadería. A la vez, la población que abandonó las actividades tradicionales comenzó a formar parte de la nueva situación, adquiriendo un grado de especialización permitiéndose aumentar su productividad y cubriendo sus necesidades.

Al tiempo que se iba desarrollando el comercio con las exportaciones principalmente de alimentos, se fueron introduciendo importantes innovaciones en lo que respecta al transporte de mercancías y viajeros con la creación de máquinas a vapor terrestre y marítimo. Con estos cambios de transporte que revolucionaron al comercio y con la especialización industrial se evidenciaron notables cambios durante el periodo 1820-1870, trayendo así una orientación más liberal de la política comercial e impulsando el desarrollo industrial.

En el avance del comercio es importante considerar al Tratado de Cobden-Chevalier suscrito entre Reino Unido y Francia en la década de los setenta del siglo XIX, que permitió la definición y suscripción de una red de acuerdos bilaterales que vinculó a todas las economías principalmente las europeas. También es importante mencionar que en este tipo de Tratados se comienza a incluir la “cláusula de la nación más favorecida” con la cual, los países que suscribían estos Tratados debían ofrecer las mejores condiciones que cada uno de ellos disponía.

Con estos avances significativos, el comercio cada vez iba tomando mayor fuerza sin importar problemáticas de índole político como las revoluciones sucedidas en los años 1830 y 1848; las guerras mundiales en el siglo XX -iniciando la primera de ellas en 1914 y caracterizada por el surgimiento de múltiples conflagraciones en las relaciones internacionales hasta después de la Segunda Guerra Mundial, en cuyas postrimerías surgían nuevos Estados que reconfigurarán el status quo que existía en el ámbito del comercio con el Tratado de Cobden- Chevalier.

Compartir:

eBooks para tí:

Cursos en videos:

¿Te ha gustado el contenido?

5/5
Marco Guayasamín

Marco Guayasamín

Soy consultor en Comercio Exterior, especializado en sistemas y procesos para importaciones y exportaciones, apasionado por la docencia universitaria por más de 20 años. CEO de portales como todocomercioexterior, deunacourier, shiper y otros.

Ir arriba